Sí, es cierto que casi todo emprendimiento necesita inversión, y que la mayoría de emprendimientos no logra acceder a capitales aportados por inversionistas. En parte, esta falencia sucede por no existir en la región los suficientes recursos para proyectos emprendedores, sin embargo la problemática no solo proviene de esto, también hemos confundido las cosas y terminamos no estando preparados para levantar capital. Pues NO, no todos los emprendimientos son invertibles por ángeles inversionistas o Vc, el capital de riesgo no es para todas las empresas, y no todos los emprendimientos resultan atractivos para recibir inversión, al menos de inversionistas de alto riesgo que quieran obtener retornos esperados por esta industria.

Para empezar creo importante entender que un inversionista en etapa temprana conoce que las posibilidades están en su contra, pues la gran mayoria de sus inversiones no obtendrán buenos resultados y en esas ideas invertidas simplemente perderán sus recursos. Tanto son conscientes que los inversionistas entienden que deben diversificar el riesgo y prefieren invertir en varias startups un monto más pequeño, que un monto grande en solo una startup. Estos inversionistas conocen las probabilidades y seguramente las han analizado más que cualquiera, y su decisión de invertir en etapa temprana no es a causa de estupidez, sino debido a que incluso cuando las posibilidades están en su contra, un caso de éxito puede darle retornos tan grandes que obtendrán buenos rendimientos. Es así como, en últimas un inversionista en estas etapas está invirtiendo en una posibilidad (pequeña) de obtener un retorno (muy grande), y si tu empresa no representa una oportunidad inmensa (aunque remota) el mundo de las inversiones en etapa temprana no es para la empresa.

Tener una oportunidad pequeña, por su mercado o por su posibilidad no es atractivo para un inversionista, pues antes de recibir (o pedir) inversión siempre se debería tener en cuenta que tipo de oportunidad le estoy ofreciendo a mis inversionistas (o potenciales). Y en ese sentido soluciones de nicho, crecimiento lento, ejecución lenta o mercados locales, suelen ser las principales causas para no ser atractivo para un inversionista con algo de conocimiento. Un inversionista de este tipo busca posibilidades (aunque remotas) que pudieran darle 20, 30 o hasta más veces el capital que aporta, porque solo en ese escenario sería sostenible jugar en contra de las posibilidades en todas sus inversiones.

Esta bien que hablemos de recursos, incluso que nos quejemos de no encontrarlo ciertas veces, pero también es cierto que como emprendedores se debe hacer un mejor esfuerzo en muchos casos para pensar en grande, buscar oportunidades de negocio con suficientes oportunidades de convertirse en esa startup que hará ganar a los inversionistas. No se trata solo de pensar en cuánto necesitaría, también hay que pensar como entregaría retornos esperados a mis inversionistas.  Y es que entender este juego solo hará que tengamos más posibilidades de tener éxito.

Al final, un equipo muy bien conformado, resultados rápidos que demuestren una buena ejecución, una validación que el mercado si necesita mi producto, con un mercado que represente una gran oportunidad y un plan agresivo para conquistar esa oportunidad (realista) es lo único que hará que una startup sea atractiva para un inversionista.

Compartir