Conocer el juego del ´Fundraising`te ayudará a hacerlo mejor y poder terminar una ronda de inversión con éxito. Para esto es válido ir preparándote mentalmente para lo que se viene, y estas son varias cosas con las que seguro te encontrarás:

    • Inversionistas NO Inversionistas: En este proceso te encontrarás con personas que se sienten importantes por el hecho que los estés buscando para proponer invertir en tu compañía, y eso les llama tanto la atención que querrán prolongar ese momento por unas semanas o incluso meses antes de decir que no invierten en startups, que no tienen recursos o simplemente te dejarán de contestar. Pasa más a menudo de lo que imaginas, por eso en realidad valora una respuesta clara y concreta, así sea negativa.
    • Responder cada pregunta 50 veces: Es y será necesario. Cada uno de los prospectos tendrán casi siempre las mismas preguntas, y con cada uno de ellos tendrás que estar preparado para responder como si fuera la primera vez, pues en realidad para ellos si es la primera vez. Una vez encuentres alguien que te dispare una pregunta original, es recomendable anotarla y estar preparado para responderla la próxima vez.
    • Sentirás que no avanzas: A todos los que se enfrentan a esta maratónica tarea de levantar capital para un emprendimiento les pasa, en varios momentos se siente que no se avanza, que siempre hay un requerimiento más, una reunión más, una nueva información por enviar, algo nuevo que explicar, o simplemente algún tiempo extra del inversionista para tomar la decisión.

 

  • No responderán tus correos: En el mejor de los casos los potenciales inversionistas responderán tus correos tarde, pues la realidad es que muchos no te serán contestados. Algunos de los inversionistas tienen cientos de correos al mes de emprendedores buscando inversión, tú simplemente eres uno más. Otros, casi siempre los mencionados en el primer punto, simplemente disfrutan sentirse buscados y les cuesta ser claros, responderán cada mes disculpándose por lo ocupados que se encuentran y no respondiendo nada concreto.
  • Incluso cuando has “cerrado” inversionistas alguno quedará mal. Algunos de los del primer grupo incluso llegan a “cerrar” el deal y semanas después incumplirán la firma, o el cumplimiento. En ese caso lo mejor que se puede asumir es que nada está cerrado hasta que el dinero está en la cuenta. También algunas veces cosas inesperadas suceden y los inversionistas, aunque sean serios y muy claros tendrán que cambiar su decisión.

 

 

Al final quienes han pasado por este proceso siempre coinciden en que es un proceso desgastante, en el que hay que manejar muy bien la frustración y tener suficientes leads para que incluso sucediendo estas cosas u otras se asegure llegar a buen puerto con la ronda de inversión. Pero sin duda, estando preparado no solo en los documentos de inversión sino mentalmente para lidiar con todo lo que sucede en el proceso seguro hará que la experiencia sea más llevadera.

Compartir