La innovación es un concepto que está de moda, y decimos moda porque es más lo que se habla sobre el concepto que realmente algo que se esté presentando significativamente. Basta con ver los índices de innovación a nivel mundial para poder determinar que en la región los niveles de innovación son bajos, incluso siendo las maestrías universitarias en innovación aquellas que más demanda tienen por estos días. Como lo hemos manifestado en esta misma plataforma, el emprendimiento es en gran medida quien debe liderar la innovación en la región, y por esto resulta importante lograr determinar qué tan innovadores somos como emprendedores.

Si bien esto parece un tema difícil de determinar, si existen a nivel mundial ciertos criterios para poder al menos aproximarse a una respuesta a la pregunta: ¿qué tan innovador es un emprendimiento? A continuación las preguntas más importantes:

¿Qué problema le estamos resolviendo al cliente?

Esta pregunta resulta ser clave, y aunque suene sencillo es uno de los puntos en los que más fallamos como emprendedores. Muchas veces nos enamoramos de una idea y en realidad con ésta no le estamos solucionando un problema real a nadie, y por ende no estamos ofreciendo un real valor con la propuesta. En este caso no solo la startup no será innovadora, tampoco tendrá mucho futuro.

¿Qué tan importante es para el cliente el problema que estamos resolviendo?

Ahora bien, si existe un problema que nuestra propuesta de valor resuelve a los clientes; ahora es necesario que analicemos de manera real el nivel de importancia que tiene este problema para los clientes, a mayor nivel de importancia mayor será el potencial y mayor podrá llegar a ser el grado de innovación.

Muchas veces creemos que nosotros somos una muestra del mercado, y ese es uno de los errores más comunes en el emprendimiento. Es decir, asumimos que un gran problema para nosotros lo es también para todos los demás, y en la mayoría de los casos esto NO es así

¿Cómo estamos resolviendo el problema?

Después de las dos preguntas anteriores es necesario analizar el cómo resolvemos el problema a nuestros clientes, pues este será el diferencial que claramente determina con mayor certeza el grado de innovación de nuestra Startup.

Ante esta pregunta nos encontramos con dos posibles respuestas generalmente, la primera es que la solución del problema se está resolviendo de la forma como mejor se podría resolver en relación a como se ha resuelto en los últimos años. Es decir, en pocas palabras, nuestra solución mejora la manera como se resuelve el problema en los últimos años. Por otro lado, existe la posibilidad que nuestra solución resuelve el problema de una manera  cómo podría resolverse durante los próximos 5 a 10 años. En este sentido, los dos escenarios marcan claramente el nivel de vigencia que la solución propuesta por la startup podría tener y por ende el mayor nivel de innovación.

¿En algún otro país están solucionando el problema de una manera más eficiente?

Después de superar los anteriores cuestionamientos se debe indagar sobre el nivel de innovación con respecto a lo que pasa en los demás países, especialmente países más desarrollados. Y es ahí en donde encontramos en nuestra región grandes falencias, pues muy pocas empresas van más allá de la implementación local de soluciones que se han presentado en países del primer mundo.

Con respecto a este factor vale la pena decir que si bien pueden presentarse buenos modelos de negocio rentables utilizando este tipo de prácticas, su potencial de crecimiento e internacionalización en la mayoría de los casos será limitado y en ese mismo sentido, habrá que encontrar las maneras de competir contra las empresas que solucionan el problema de la misma manera en países más competitivos, lo cual la mayoría de las veces también limita las posibilidades de escalabilidad, pues tendrán mayores recursos y crecimiento.

Después de analizar estas cuatro preguntas en relación a nuestro emprendimiento, con seguridad podremos conocer o tener algún grado mayor de certeza el verdadero valor innovador de nuestra empresa. Animemos a innovar realmente y que el emprendimiento sea una forma de desarrollo de innovación de nuestra región.

Compartir