Los emprendedores nos enfocamos mucho en el networking, pues es una de las estrategias para hacer crecer nuestros negocios. Se trata de construir redes de personas, las cuales nos ayudan a crecer nuestras empresas, cada persona que conoce de nuestra empresa puede ser cliente, o puede llegar a generar clientes potenciales. Sin embargo, ser efectivo al practicarlo es bastante difícil y podemos caer en errores que terminan jugándonos en contra. Pero ¿cómo saber cuando estamos construyendo redes positivamente y siendo efectivos en el resultado?. Es difícil saberlo, pero sin duda existen comportamientos que debemos evitar, pues estos errores hacen que perdamos credibilidad. Asi que decidimos empezar por algunos de estos comportamientos que tenemos que dejar de lado:

  • Ser vendedor: esa imagen de años anteriores en donde el vendedor llegaba a cualquier lugar y siempre estaba intentando concretar una venta hoy en día es bastante mal vista y asociada con negocios multinivel, en el mejor de los casos. El trabajo de networking NO se trata de ventas solamente, se trata de relaciones eficientes.
  • Darle más importancia al networking que al trabajo: Pasar más tiempo haciendo networking que trabajando es un claro indicio que algo anda mal. Es necesario también estar pendiente de que realmente esos contactos efectivos que has creado estén recibiendo la atención necesaria, más cuando son clientes.
  • Solo buscar capital: También es un mito, y bastante común mezclar el networking con la búsqueda de capital (fundraising). Estos casos también empiezan a ser poco efectivos y terminan por causar la pérdida de credibilidad en los emprendedores, si es molesto alguien que solo quiera venderte un producto, también lo es alguien que solo quiere capital.
  • Hablas más de lo que escuchas: Ninguna relación efectiva se va a crear si solo tú cuentas la historia, se trata de conectar con gente no de convencer personas.
  • Vender humo: Nada más común y molesto que encontrar personas que exageran sobre sus emprendimientos y los venden como la gran empresa con números irreales. Al final, la honestidad es lo que más puede llegar a generar empatía y esta es la base de cualquier relación efectiva.

Entonces, ¿cómo podemos entonces ser efectivos cuando creamos nuestras redes?. Lo primero que es necesario entender es que se trata de crear relaciones de confianza y no siempre estas se dan en el primer contacto; se trata de crecer nuestras redes para con esto tener más posibilidades de éxito con nuestra startup, y eso por supuesto incluye ventas, inversionistas y aliados. Y con estos 5 consejos podrás ser más efectivo a la hora de hacer networking:

1 Generar valor

SI queremos conectar con personas que nos generen valor, nosotros mismos debemos ser personas que tienen ese efecto en los demás. Estar abierto a ayudar es un buen inicio para generar valor en las personas que nos conocen y de esta manera construir relaciones de colaboración que nos puedan generar valor.

Lo más recomendable es estar en disposición de primero intentar ayudar antes que pedir. Esta es una estrategia muy utilizada por personas con redes muy fuertes y que poco utilizamos los emprendedores. Cuando creas una relación con alguien desde el ofrecer ayuda esta relación estará enfocada en la colaboración mutua en la mayoría de los casos.

  1. Ser claro, honesto y transparente

La honestidad genera confianza, y esta es la base de cualquier tipo de relación constructiva. En el escenario del networking entre emprendedores pasa lo mismo, ser claro y honesto siempre te pondrán en un escenario de confianza y credibilidad, las cuales son necesarias, pues para confiar en tu proyecto, primero deben confiar en ti.

Es común que los emprendedores queremos vender nuestra idea a los demás y convencerlos de la misma manera como estamos convencidos. Pero esto puede jugarnos una mala pasada cuando exageramos o no somos precisos. Al final, la confianza en nuestro proyecto también se refleja en que tan honestos somos y qué tan precisa es la información que damos, pues si confiamos en nuestra empresa no tendremos porque inflar datos.

También siempre es recomendable hablar desde la experiencia propia, sin intentar “venderse” como un especialista, o lo opuesto opinar sin realmente haberlo hecho. Hablar desde la experiencia real y propia es una de las cosas que mayor confianza genera en las personas.

  1. Oir a todo el mundo, no solo a quien de entrada te conviene

Generalmente queremos conectar solo con quien más nos sirve a nosotros, o con quien creemos que más nos sirve. Sin embargo es necesario tener una actitud abierta de manera genuina, y no solo cuando nos conviene; generalmente en estos escenarios siempre nos encontraremos con personas que han iniciado antes que nosotros y que por ende tienen más experiencia, así como con persona que tienen menos. El construir redes de contactos eficientes también depende de mezclar personas en todos los niveles de experiencia y de conocimientos.

  1. Ser selectivo

En este punto no nos referimos con ser selectivos sobre con quien hablamos, sino en donde y cuando. El mundo del emprendimiento es famoso por estar saturado de eventos, de reuniones, encuentros, comunidades y de emprendedores. Es fácil caer en el error de pasarse los días en estos eventos en lugar de estar trabajando.

Si bien esta es una parte importante del trabajo en una startup abusar de este tipo de visibilidad puede llegar a entenderse mal, pues en eso no consiste el crear una empresa, sino en conseguir clientes y atenderlos tan bien que quieran volver y/o recomendarte. Es recomendable por esa razón nunca gastar más del 20% del tiempo en este tipo de actividades, y ser selectivo a los eventos a los que asistes, encuentra algunos que realmente te generen valor y en el que encuentres personas con mentalidad similar a la tuya.

Este consejo también aplica para las convocatorias a concursos, capitales semilla o entidades de apoyo. No hay nada que pueda perjudicar tanto a la imagen de una startup que el pasar mayor parte del tiempo en este tipo de actividades y no trabajando en crecer.

  1. Cumplir con la palabra

Una vez más, el secreto está en la confianza. Por esta razón en necesario que siempre seamos muy coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos, y no dejar nuestras promesas en el aire. Sobretodo después de comprometerse con alguien que acabas de conocer y quieres construir una relación a largo plazo.

Para terminar, queremos dejarte dos últimos consejos para mantener las relaciones creadas:

No solo retomar contacto cuando necesitas algo de ellos. Es muy común caer en este error, y solo contactar a las personas cuando necesitas algo; ponte como tarea escribirle a tu red de contactos una vez con cierta periodicidad tan solo a preguntar cómo van las cosas y que tal anda su negocio.

Busca generar relaciones gana a gana. En esta misma línea, intenta que tus contactos también sientan el beneficio directo de estar en tu red y de colaborarte.

Compartir