Entrevistas FLUUP- La Mar Sensual Shop: María del Mar Ponce

Las entrevistas son un formato pequeño que decidimos realizar  para conocer casos de emprendimiento relevantes de la región los cuales pueden aportar a otros emprendedores y ayudan a conocer el ecosistema local. Creemos que la experiencia de otros emprendimientos siempre nos puede generar valor, y darle visibilidad a emprendimientos en todas las áreas ayuda a fortalecer el ecosistema.

En esta entrevista rescatamos el valor de crear empresa en sectores poco recurrentes y con un alto valor creativo. María del Mar es un buen ejemplo de mujeres emprendedoras que han decidido ir más allá al romper paradigmas y estereotipos.

Para empezar, una pequeña biografía

Mi nombre es María del Mar Ponce, soy administradora de empresas del CESA y hace casi 2 años decidí renunciar a mi trabajo en el sector de cosméticos y consumo masivo para dedicarme de lleno a sacar adelante el proyecto de La Mar Sensual Shop.

La idea de crear una boutique erótica online surgió después de darme cuenta que  el mercado colombiano no contaba con una oferta de productos para parejas abordada desde una óptica sofisticada y con estilo.

Como mujer joven, no me sentía identificada con las propuestas que estaban a mi alrededor , así que decidí crear una marca que le hablara a la gente como me hubiera gustado que me hablaran a mí. Así empezó La Mar Sensual Shop: como respuesta a la necesidad de disfrutar y explorar el erotismo de una manera fresca, cercana y moderna.

FLUUP: ¿Cuándo y por qué decidiste empezar como emprendedora?

La idea de ser emprendedora estuvo presente en mi cabeza durante un tiempo largo. Sabía que quería dedicarme a algo que realmente me apasionara. Suena muy fácil decirlo pero encontrar un motivo que realmente te inspire es un reto profundo contigo mismo.

Decidí emprender porque sabía que era la única manera de crear algo que me representara, porque creo profundamente en el valor de generar ideas que revolucionen el status quo, el poder que tenemos los jóvenes de cambiar las cosas y proponer aires nuevos. Nunca me sentí demasiado jóven para arriesgarme. Nunca hay un momento perfecto para decidir emprender. Siempre tendrás razones que te convenzan de no  hacerlo, pero decidí seguir mi instinto y lanzarme al mar (articulo recomendado: Nunca es tiempo de emprender).   Eso hice y no me arrepiento ni un segundo de haber tomado la decisión.

FLUUP: ¿Que es La Mar Sensual Shop? y cuales son sus principales logros?

La Mar Sensual Shop es una boutique erótica ONLINE para parejas que celebra el placer y la seducción. Encuentras todo lo que necesitas para explorar y disfrutar creativamente tu sexualidad. La línea más fuerte dentro del negocio es la colección de lencería para mujeres. Hay que tener en cuenta que el tema de la seducción involucra muchos aspectos. Para nosotras las mujeres todo parte de sentirnos seguras porque eso es lo que proyectamos y desde esa sensación de control y de confianza es que se crea la magia de la atracción.  Y ahí entra en juego el outfit que tengas puesto. La propuesta en diseño ha sido algo nuevo y atrevido dentro del mercado de lencería y estoy orgullosa de poder decir que la ropa interior de La Mar es producida 100% en Bogotá con manos de mujeres trabajadoras, cuidadosas y muy talentosas.

La siguiente línea de producto es la de cosmética afrodisíaca para parejas. Dentro de esta línea La Mar Sensual Shop desarrolló dos productos propios. Uno es el aceite de masajes para parejas de Lavanda y Vainilla y el otro es un Baño Oleoso de Jazmín y Rosas. Los dos productos fueron desarrollados y producidos en Colombia, bajo fórmulas y registro propio. De esto me siento muy orgullosa, ya que producir es un proceso largo y difícil y ver tu producto terminado es un sueño que se logró luego de meses y meses de trabajo con ingenieros químicos, proveedores de insumos, maquiladores, etc.

La Mar Sensual Shop también es comercializador de productos de otras  marcas (la mayoría importadas) como lubricantes íntimos para mujeres, aceites comestibles, intensificadores, velas de masaje, huevos Tenga, entre otros.

Por último, pero no menos importante está la línea de juguetes para mujeres y parejas. Es un portafolio de pocas referencias cuidadosamente escogidas para que brinden nuevas sensaciones y las personas puedan explorar y conocer su cuerpo. En este mundo, uno no se imagina la cantidad de innovación y tecnología que puede llegar a haber. Es un mercado que se ha sofisticado y es hora de que Colombia entre en esta ola. Hay muchos tabúes alrededor del uso de juguetes, muchos hombres le tienen miedo a la competencia que puede existir con un aparato de estos. La realidad es que un juguete de pilas jamás le competirá a una relación entre dos personas que se quieren. Es una ayuda, un juego y una excusa más para (sobre todo las mujeres) conozcamos más nuestro cuerpo, nuestras zonas erógenas y podamos potenciar nuestras sensaciones.

FLUUP: ¿Cuáles son los siguientes retos de la empresa y como te imaginas la empresa en dos años?

Los retos para La Mar Sensual Shop son muchos. El primero de ellos es seguir enseñando a las personas a comprar en línea. Romper con el miedo de pagar electrónicamente, pues este es un sistema que brinda toda la seguridad, te da privacidad y es efectivo.

En el tema de mercado, existe un potencial enorme en cuanto a codificación de aceites en distintas tiendas especializadas ( ejemplo: sex shops) y también una oportunidad de exportar a través de distribuidores a otros países.

La lencería tiene una proyección muy grande a nivel internacional. En este momento estoy trabajando específicamente en abrir mercado en Chile, Panamá y México. Visualizo que al finalizar este año la lencería de La Mar Sensual Shop ya esté disponible en al menos 3 países.

Por último, tengo en desarrollo de formulación otros productos que estarían saliendo al mercado a finales de este año.

En dos años me imagino a La Mar Sensual Shop como una marca referente en el mercado del erotismo colombiano y latinoamericano, con un canal online robustecido y exportando lencería y cosmética a otros países.

F: ¿Qué pasaría si tu empresa fracasara, qué camino tomarías? ¿Te da miedo que tu empresa llegara a fracasar?

Pienso que el miedo paraliza. No me gusta catalogar ese sentimiento de ansiedad como miedo porque inmediatamente le das un poder que te puede jugar en contra. Me gusta pensar que ese sentimiento natural de incertidumbre es un motor para trabajar en pro de tus objetivos. Pensar en el fracaso de mi emprendimiento no me genera nada bueno, trabajar pensando que en cualquier momento puedo fracasar es trabajar con miedo y no es sano para tu mente, tu alma y afecta la claridad con la que tomas decisiones.

Pienso que en cada persona está la posibilidad de ganar o perder. Y llegar a cualquiera de las dos situaciones involucra muchos factores que controlas y que no controlas, así que por ahora visualizo a mi marca ganadora y exitosa, cuidando lo que está en mis manos para que así sea. Si fracaso en mi intento, me habré sentido orgullosa de haberme lanzado a luchar por este sueño y estoy segura que intentaría emprender de nuevo.

F:¿Cómo crees que este camino puede ser más fácil para nuevos emprendedores?

Pienso que cada persona tiene una manera de abarcar las situaciones de maneras muy distintas. En este mundo del emprendimiento sí que no hay reglas. Sin embargo si un amigo me pidiera consejos le diría que lo primero que tiene que sentir es pasión por lo que hace. El camino es arduo, retador en todos los sentidos: en falta de recursos, en fortaleza mental, en resiliencia, y lo único que te mantiene a flote es creer en tu proyecto. Ojo. No es ser radical y apegarte a tus ideas iniciales porque si algo hay que tener siempre presente es que lo único contante es el cambio, y el mismo mercado te puede reevaluar todo lo que en una vez pensaste y tienes que estar listo para maniobrar y virar la dirección a la que le apuntabas.  

Creer en tu instinto te hace fuerte y proyectas esa confianza en quienes te rodean. Ser emprendedor joven también es un reto, pues muchas veces te encuentras con que el mercado no está listo para ti. Las alternativas para emprendedores ( por ejemplo en la banca) son muy limitadas y tienes que estar listo para eso. Siempre hay caminos alternos para conseguir lo que quieres, lo importante es no derrumbarte por las negativas y seguir adelante.

F: ¿Qué crees que está bien y cuál sería el reto más grande para el emprendimiento en Colombia?

Sin duda alguna lo que más me sorprende de Colombia es la cantidad de emprendedores jóvenes que hay. Somos una generación que ha crecido empoderada de su destino. Nos han metido en la cabeza que somos los dueños de lo que nos pase o nos deje de pasar. El objetivo de ser felices es algo que guía nuestras decisiones y la búsqueda por sentirnos como personas valiosas en la sociedad  y dejar una huella ha hecho que reevaluemos muchos de los principios de las generaciones pasadas donde la estabilidad económica y laboral eran los pilares de la mentalidad colectiva.

Ese sentimiento compartido se traduce en energía y es muy emocionante ver que hay un tejido de emprendimiento que se construye alrededor de propuestas nuevas y arriesgadas. Es la única manera de innovar y generar riqueza en una nación.

Pienso que el tema debe engranarse de una manera más lógica. En Colombia encuentras una cantidad de espacios de diálogo entre emprendedores impresionante, que enriquece la discusión y genera innovación, networking, etc.

Sin embargo, por otro lado tienes un sistema financiero que no entiende ( o simplemente no le interesa entender) ese motor de crecimiento. Personalmente me he encontrado con requisitos que simplemente no aplican para la realidad de un emprendedor. Es difícil encontrar la manera de financiar tu crecimiento cuando la banca tradicional no apoya de una manera comprometida a la nueva empresa.

Tenemos que armonizar los esfuerzos por tener un medio ambiente propicio desde todos los aspectos para potenciar la nueva empresa (y la joven nueva empresa) y esto es un compromiso del sector público y privado. Es una apuesta que deben hacer por el crecimiento de la economía del país.

Este es el gran valor de las asociaciones como la Andi del Futuro que tienen una voz sólida del emprendimiento frente a las mesas de discusión con el sector público y privado donde se toman las decisiones que nos regulan.

F: ¿En qué áreas crees que puedes aportarle a nuevos emprendedores?

Pienso que todo este camino me ha enseñado a que hay que creerle a tu instinto y apostarle a pensar diferente. Guiarnos por la idea de sacudir los sistemas que ya damos por sentado es emocionante y es la única manera de crecer. En Colombia necesitamos personas que no le tengan miedo al cambio. Pienso que seguimos siendo muy conservadores en las maneras en que abordamos las situaciones.

Los países del primer mundo van a una velocidad estrepitosa en sus innovaciones tecnológicas y nosotros tenemos primero que cambiar nuestra mentalidad abonada en el miedo y lanzarnos a crear, explorar y proponer revoluciones para poder realmente generar cambio. En ese sentido pienso que he recorrido un camino. He logrado quitarme prejuicios, construcciones éticas y morales que lo único que hacen es estancarnos. He aprendido a ver las oportunidades desde una óptica global y no local. Nuestra competencia no son nuestros vecinos, nuestra competencia es lo que está pasando en Finlandia y en Suiza también. En este sentido creo que puedo aportar a nuevos emprendedores: en crear la conciencia de pensar de una manera arriesgada.

 

Redes sociales:

Instagram @lamarsensualshop

Facebook @lamarsensualshop

Página web: www.lamarshop.com.co

Compartir